Monthly Archives: May 2017

Viaje en Uber desde casa al trabajo

May 15, 2017 | Posted by in Uncategorized | 0

El día de hoy decidí llegar al trabajo en Uber en lugar de tomar camiones y el metro. Sí, ese que siempre está a reventar o donde el calor es infernal me ofreció el pretexto perfecto para mejor llegar en auto, por lo que hoy simplemente me dio por tomarlo y ver qué tal era el tráfico en las mañanas. Creo que no fue el momento adecuado porque, por el día del maestro, los alumnos faltaron a clase, y aunque había ciertos coches atascados por ahí, me imagino que en los días “normales” las calles medio vacías del día de hoy estarán a reventar.

Pero por más atascado que esté, viajar en coche es un lujo porque nadie te aplasta ni te cocinas dentro de los vagones del metro. Esto me hizo pensar en aprender a manejar y tener mi propio coche, tal vez usar un leasing o algo por el estilo para poder adquirirlo aunque, para que esto pase, tengan que pasar años.

Sinceramente soy una persona demasiado distraída y me desespero con facilidad, ya me vi enojándome a cada rato con los demás transeúntes, con los peatones y conmigo misma; además de todo, me da pavor que mientras esté manejando, un animalito se me atraviese y tenga que frenar bruscamente por no querer atropellarlo porque, ciertamente, no me perdonaría nunca cometer semejante atrocidad.

Ya sé lo que pensarán, ¿cómo es que atentaría por mi propia vida o la de alguien más por salvar a un animal? Lo sé, y lo entendería, pero lamentablemente así soy por lo que, por eso, mejor decido no manejar. Además de que me enojaría mucho estar atorada en el tráfico o por el ruido del exterior. Haría corajes innecesarios gracias a las personas que no saben manejar y eso, a la larga hará que mi salud se debilite más y más.

Tal vez pediría Uber todos los días si mi sueldo me lo permitiera: gastaría entre ciento veinte y ciento cincuenta diariamente de ida y de regreso, cinco días a la semana, cada quincena…lo que resultaría la cantidad garrafal de ¡seis mil pesos mensuales! Y eso, queridos lectores, no me lo puedo costear: hay libros, videojuegos y boletos de conciertos por comprar.

Por eso, hoy fue simplemente un gusto, un placer de esos que te regalas una vez cada seis meses y al menos de que me decida manejar a pesar de todos los miedos y enojos, o sea millonaria y me contrate a un chofer de planta, tendré que seguir utilizando el transporte público todas las idas y regresos del trabajo. Al menos hay momentos, pequeños, pero los hay, dónde el vagón no está tan lleno y puedo disfrutar de una buena lectura. El único problema es y será siempre el calor, pero ese es otro tema.